¿Quién dijo que segundas partes nunca fueron buenas?

Hace tiempo os hablaba, y recomendaba, un libro muy interesante que hay que tener bien en cuenta, porque estoy casi segura de que no podrá pasar desapercibido para el medio cinematográfico, o en su defecto, televisivo (mi preferido a la hora de desarrollar este tipo de libros en los que cada detalle importa). No es otro que Amanecer Rojo, escrito y pensado por el increíble Pierce Brown que me ha dejado totalmente engancha a su trilogía.

Y es que en cuanto me enteré de que ya estaba a la venta la Hijo Doradosegunda parte, Hijo Dorado, no pude dejar pasar la oportunidad de salir disparada a la librería más cercana.

SINOPSIS: Tras una implacable competición en el Instituto de Marte, Darrow se ha ganado un puesto de honor entre la élite gobernante. Ahora luce la cicatriz curvada de los dorados, los más crueles y brillantes de los humanos. Pero Darrow no es como ellos…

SU FUTURO SE HA CONSTRUIDO SOBRE MENTIRAS,
SU PASADO ESTÁ MARCADO POR LA TRAGEDIA.
Y NO PERDONA. NO OLVIDA.

Para hacer realidad su objetivo de destruir el sistema desde dentro, Darrow debe convertirse en el mejor de los dorados. El más fuerte. El más inteligente. El más implacable. Solo así devolverá la luz a su pueblo. Aunque su sombra se torne más oscura a cada paso.

CUANDO ALCANZAS EL CIELO DORADO
EMPIEZA LA CAÍDA.

Tengo que decir (casi con la mano en el pecho y muy melodramáticamente) que me ha encantado Hijo Dorado. Mientras que en su primera parte te ponía en situación, presentación de personajes, lugar, etc… Aquí ya estas metido de lleno, sabes todo lo que se supone debes saber y estas listo para averiguar más sobre las aventuras de Darrow.

Por supuesto iba con expectativas, no nos vamos a engañar, el primero me gustó y mucho, el segundo debía ir por lo menos al mismo nivel, pero para nada. Pierce Brown se ha saltado todo tipo de protocolo que se puede esperar de una segunda parte, no sólo ha subido el nivel, lo ha subido tanto que en cada capítulo pasa algo fundamental y necesario que te mantiene pegado a sus páginas. Es más, desde el minuto uno, su primer capítulo ya es atronador, el inicio del desastre. Y es que lo único que podía puntualizar como algo negativo es esa casi fascinación que se ha ido adquiriendo con matar, matar y matar a personajes que a ti te gustaría mantener en un burbujita donde no les pasara nada. (Todo esto se lo achaco al fenómeno George R.R. Martin, sé que no es el único, pero siempre me acuerdo de él, no puedo remediarlo).

Pese a ello, tengo que postrarme ante Brown y su cerebro táctico. Me ha encantado, desde principio a fin. Ha creado en él a un Darrow más maduro (pese a su edad), más destructivo y quizás más humano, porque comete errores, porque no es tan perfecto como puede parecer. Me he quedado tan enganchada y tan sumamente metida en la historia que ahora sólo de pensar que tengo que esperar un año… Se me hace más largo que esperar a que publiquen Vientos del Invierno, os lo aseguro.

Sin más que añadir, porque no quiero desvelaros nada de la trama, ni un mínimo detalle, espero que mi entusiasmo por esta saga se os pegue y lo tengáis en cuenta para futuras o nuevas lecturas. No os arrepentiréis.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s