Final de temporada: Supernatural

supernatural

Por fin ha llegado el esperado día de hablar de la décima temporada de Supernatural. Si os digo la verdad, no esperaba que esta serie durara tanto, quiero decir, ha tenido temporadas geniales y otras no tanto (así como episodios), pero al final a lo tonto se sitúa en once temporadas (ya que ha sido renovada) de momento. Muchos me dicen que no entienden cómo no me he cansado de esta serie, y lo dicen con consistencia, pues me conocen. Me suele cansar bastante este prototipo de serie que se basa, muchas veces, en resolver caso tras caso. Bien es cierto que Supernatural no es así del todo, y de hecho en contadas ocasiones me he aburrido con esos “episodios de relleno”. Precisamente por esta razón dejé de lado Smalville, una pérdida de tiempo. A mi ver no la explotaron bien, se limitan a aburrir al personal con casos y más casos. No discuto que a mucha gente le guste, y me parece bien, para gustos los colores, pero yo prefiero que haya una trama detrás. Y Supernatural la tiene, es más, adoro esos capítulos en los que no dicen nada relevante pero que te encantan porque están llenos de humor, Ghostfacers, el episodio cinco de esta temporada “Pilot“, son una maravilla de entretenimiento. Ese humor que tienen y sus tronchantes bloopers, los hacen únicos. Los hermanos Winchester son lo mejor. Y por ese motivo he estado ahí diez años.

No os voy a descubrir América si os digo que ya no le quedan más tramas posibles por abarcar. Que si el apocalipsis, morir (multitud de veces), el cielo, el infierno, la marca de Caín… Han pasado de todo, y ahora les toca (CUIDADO SPOILERS) La Oscuridad. Soy fan, muy fan, del personaje más carismático que ha parido la TV, Dean (Jensen Ackles), y verle en este estado “maligno” no ha sido precisamente lo que quería (aunque haciendo de malo no está nada mal…). Los hermanos son, con diferencia, las dos personas que más se merecen unas vacaciones. Jubilarse sería una buena idea para el final. Aunque no sé si les veo en ese papel, que por cierto ya hemos visto en varias ocasiones por separado, y no es que les haya ido muy bien. Y por mucho que me pese, creo sinceramente que esto no puede acabar bien. Ojalá, pero me da a mí que estos se mueren con las botas puestas. Eso sí, siempre unidos.

Mirémoslo desde un lado externo de no fans, siempre que se intentan salvar montan un verdadero follón. Vamos, que para salvar sólo a dos personas, han muerto cientos de personas. Vale que hayan salvado vidas, pero he ahí el dilema que plantea Dean en este último episodio. Si ellos desaparecieran del mapa, ¿sería mejor para todos? Demasiado precipitado ese suyo. Seguiría habiendo demonios, seguiría existiendo un mal mayor que no tendría control ya que los ángeles van a lo suyo. ¿Sería Castiel (Misha Collins) el encargado de salvarnos, junto con los pocos cazadores que queden? Lo quieran o no, los Winchester son necesarios, pese a su manía de desatar el mal. Que Dean no podía matar a su hermano, estaba claro, pero lo que ha desencadenado puede ser muy feo, y no me refiero a la oscuridad. ¿Qué es la vida sin muerte? También os digo que me ha parecido como muy fácil deshacerse del Señor Parca, pero parece que así ha sido. ¿Quizás exista un sustituto?

Dean finalmente se ha quedado sin marca, pero como se suele decir, el remedio, a veces, es peor que la enfermedad. Rowena (Ruth Connell), ha adquirido un poder mayor que seguramente tengo que ver con la oscuridad desatada, pues evidentemente ella sabía lo que pasaría y probablemente se las ingenie para aliarse, o mantenerse a salvo, con los señores oscuros. Sinceramente espero que este personaje no dure mucho. Si seguís la serie en VO, me podréis entender mejor, ya no es solo su voz (que también), pero su personaje me resulta insufrible. Y podían haberla matado y dejar viva a Charlie (Felicia Day). Pobre, con lo que molaba tener una aliada lista y friki. Pero como aquí la muerte dura dos telediarios… Quién sabe.

Lo que importa ahora, es cómo se van a deshacer de tanto humo negro, tan Lost, sobre todo, porque aún no se ha materializado en alguien de carne y hueso. Que digo yo, ¿Dios dónde está? Porque se está tomando unas vacaciones demasiado largas. Sé que no está confirmado (pero casi), de que Chuk (Rob Benedict) es Dios, pero ha aparecido de refilón en esta temporada, podría no se… ¿Manifestarse y echar una mano de una vez? Os dejo una parodia de esta temporada donde reconoceréis a más de un actor de la serie. ¡No tiene pérdida! Que majos que son: https://youtu.be/tCZy8cAgBlM

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s